Según un estudio, una resonancia magnética más potente (3 teslas), podría detectar la endometriosis profunda.

Un estudio revela la eficacia de un tipo de resonancia para detectar una enfermedad conocida como endometriosis profunda, trastorno que puede desencadenar en problemas de infertilidad femenina.

Esta patología, también denominada endometriosis subperitoneal, se caracteriza por la infiltración de tejido endométrico en otras zonas del organismo. Es una de las principales causas de infertilidad femenina y provoca hemorragias vaginales, fuertes dolores menstruales y durante las relaciones sexuales. En este tipo de patología, los endometriomas se cuelan en los lugares más recónditos del colon, el recto, la vagina e, incluso, en la vejiga urinaria, lo que obliga en muchas ocasiones a llevar a cabo intervenciones quirúrgicas abiertas, en lugar de las laparoscopias. 

Volviendo al nuevo estudio y según los investigadores, una resonancia más potente (3 teslas) es capaz de localizar lesiones muy pequeñas y en lugares bastante inaccesibles de la cavidad abdominal, lo que permite un mejor diagnostico para una intervención mucho más segura y eficaz. 

 

Para arribar a estos resultados, los investigadores reclutaron a 41 mujeres de entre 20 y 46 años de las que se sospechaba que podían sufrir endometriosis. Las participantes pasaron por dos tipos de resonancia (1.5 y 3 teslas).

La resonancia de tres teslas diagnosticó certeramente 26 casos de endometriosis profunda y además, reveló la localización y el alcance de las lesiones mejor que su homóloga más antigua. 

“Simplemente con poder diferenciar si se trata de la modalidad superficial o de la profunda, el cirujano ya puede decidir si realiza una laparoscopia o una intervención abierta”, señala la doctora Nathalie Hottat, directora de este seguimiento.

Frente a estos resultados, los estudiosos se mostraron muy satisfechos con el estudio y apuntan la posibilidad de poder aplicar esta técnica de imagen a los casos de endometriosis profunda anterior; la que se produce cuando el tejido anómalo se sitúa en el entorno de la vesícula biliar y de la vejiga urinaria. 

Sin embargo, aunque los resultados parecen bastante prometedores, los científicos recalcan que es necesario llevar a cabo investigaciones con grupos más amplios de pacientes que corroboren estos hallazgos.

Enlace original: http://www.blogysalud.com/salud/15799/endometriosis/diag/resonanciamagnetica

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now