Tratamientos hormonales

 

Los tratamientos hormonales contra la endometriosis pueden ser tratamientos a largo plazo (gestágenos, píldora anticonceptiva en ciclo contínuo) que se pueden seguir durante años, o por un tiempo limitado (análogos de la GnRHl), que se administran durante un corto plazo (normalmente 3 a 6 meses). Ninguno de ellos es capaz de curar la endometriosis, pero sí pueden ayudar a palaiar sus síntomas y la progresión de la enfermedad durante el tiempo que dura el tratamiento, y son capaces de reducir y desactivar (pero no eliminar) los implantes de endometriosis existentes. Pero en cualquier caso, tras dejar de tomar el tratamiento la endometriosis puede y suele volver a desarrollarse. En algunos casos muy específicos se han encontrado mujeres sin tratamiento hormonal que no se les ha vuelto a desarrollar la enfermedad (combinando otras terapias naturales con una dieta específica).

 
 
TIPOS
 
1- Gestágenos:
 
Estos no son tan agresivos ni se ataca los implantes de manera más directa como un tratamiento con análogos de GnRH, lo que hace los gestágenos un poco menos efectivos en cuanto a su capacidad de inactivar los focos de endometriosis, pero también los hace aptos para una medicación prolongada (incluso durante años), ya que sus fectos secundarios (sobre todo los de a largo plazo) también son menores. Los gestágenos suprimen el crecimiento de los implantes de endometriosis e inducen ciertos cambios estructurales en ellos que llevarán a su progresiva degeneración. La mayoría de las mujeres deja de ovular y menstruar durante el tratamiento, aunque hasta que se instaure esta amenorrea terapéutica pueden pasar algunos meses.
 

2- La píldora anticonceptiva:

 
La píldora anticonceptiva no es un tratamiento específico contra la endometriosis, y comparado con otros tratamientos hormonales su acción contra los implantes de endometriosis es limitada, por lo que sobre todo, aunque no exclusivamente, se utiliza en casos de endometriosis leve. Siempre y cuando se toma en ciclo continuo (es decir todos los días sin hacer descanso) o al menos en ciclo largo (solo haciendo descanso cada 3 o incluso 6 meses), evita la menstruación y por tanto el dolor menstrual, y puede combatir la formación de nuevos implantes de endometriosis. Haciendo descansos mensuales la regla con la píldora suele ser menos dolorosa y menos fuerte. Pero en este caso el efecto terapéutico sobre los implantes de endometriosis en sí será prácticamente nulo. La principal ventaja de la píldora es que comparado con las otras opciones de tratamiento hormonal presenta menos efectos secundarios, y por tanto es apto para tratamientos prologados.
 
3- La hormona liberadora de gonadotropina (GnRH): 
 

Consiste en una menopausia inducida reversible a través de una paralización de los óvulos y la función es que se intenta reducir los diferentes implantes. Es una medicación para la enfermedad avanzada y para aquellas mujeres que son resistentes a los otros tratamientos,  ya que su periodo de utilización no debe mayor a 6 meses y tiene muchos efectos secundarios para el cuerpo de la mujer. Produce una descalcificación ósea, sofocos, vómitos, mareos, insomnio.

 

Para aliviar los efectos secundarios y prevenir la osteoporosis existe la posibilidad de tomar dosis bajas de estrógenos y gestágenos acompañando al tratamiento ("add-back"). Las dosis utilizadas son pequeñas, por lo que no reducen la eficacia de los análogos de la GnRH.

A cada paciente  según el tratamiento escogido puede tener efectos secundarios comunes o no con otras enfermas. A cada una, nos afecta de forma diferente los diferentes tratamientos. Por ello, creemos que es importante que se equilibre con una alimentación adecuada y con suplementos en función de cada reacción del cuerpo de la mujer.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now