Estudian la aparición y gravedad de la endometriosis relacionadas con el nivel de vitamina D  

Alexandra Andersson

Los bajos niveles de vitamina D parecen estar relacionados tanto con la aparición de la endometriosis como con su gravedad, los investigadores dicen en un estudio que las mujeres que presentan la concentración más baja  de esta vitamina en sangre también tienen endometriomas más grandes o quistes ováricos.

El estudio, “Endometriosis ovárica y niveles en serum de vitamina D”, fue publicado en Endocrinología Ginecológica. Sus hallazgos sugieren que los suplementos de vitamina D podrían suponer un avance terapéutico seguro y de bajo coste.

La endometriosis parece ser el resultado de una combinación de factores genéticos, hormonales, inmunológicos y medioambientales. Con todo, los procesos inflamatorios juegan un papel importante en el desarrollo y progresión de la enfermedad.

Sabemos que la vitamina D reduce las respuestas inflamatorias, y se ha demostrado que tiene efectos reguladores sobre el sistema inmunitario. El rol potencial de la vitamina D en los trastornos inmunológicos está ocasionando un interés creciente y estudios previos han encontrado efectos antiinflamatorios en enfermedades como artritis reumatoide y psoriasis, así como disminución del crecimiento del tumor en los cánceres.

Las mujeres con endometriosis tienden a presentar niveles más bajos de vitamina D en comparación con la población en general, cuyos niveles más elevados parecen estar asociados con un menor riesgo de desarrollar la enfermedad, según los estudios.

Un equipo de investigación estudió la conexión entre los niveles en sangre de vitamina D y el tamaño de los quistes en mujeres con endometriosis ovárica. En total, 49 mujeres con un único quiste se sometieron a ultrasonidos ginecológicos (/ecografías) y análisis de sangre.

Los resultados mostraron que 42 (86%) de las 49 mujeres tenían deficiencia de vitamina D (25-OH-D3). Además, se vio una relación entre los niveles de la vitamina y el tamaño de los quistes, siendo las mujeres con los niveles más bajos las que presentaban los quistes más grandes. Estos hallazgos se mantuvieron incluso tras ajustar factores como la edad, la masa corporal, el uso del tabaco, su número de embarazos, que están asociados con el aumento del riesgo de déficit de vitamina D.

Todavía no entendemos los mecanismos que explican por qué la vitamina D puede influenciar en el riesgo de endometriosis, y no está claro si los suplementos de la vitamina podrían tener algún efecto. En un estudio anterior sobre endometriosis, los ratones tratados con vitamina D mostraron una reducción en el tamaño de los quistes y una reducción en la producción de fibrosis, sin embargo aún falta por ver cómo trasladar adecuadamente esos beneficios a las personas.  

Es obvio que se necesita investigación adicional sin embargo, tomados en su conjunto, los resultados indican que la deficiencia de vitamina D podría jugar un rol importante en el desarrollo y progresión de la endometriosis, y puede asimismo estar conectada a la gravedad de la enfermedad.

“En consecuencia, es posible especular que la suplementación de vitamina D en mujeres con deficiencia de vitamina D podría ser una estrategia terapéutica nueva, segura y de bajo coste tanto en prevención primaria como en el tratamiento de la endometriosis”, escribieron los investigadores.

Enlace original: http://endometriosisnews.com/2016/11/11/ovarian-endometriosis-linked-to-vitamin-d-blood-levels-in-study

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now